El PRD, como mujer abnegada

Publicado: julio 15, 2009 en Opinión

Pues, como decíamos, a López Obrador le salió la primera parte de la jugada, pero en el camino hizo literalmente lo que se le dio en gana con el PRD. en algunos lugares lo apoyó, en otros no, a su corriente sí, a los “chuchos no”, siguió mandando al diablo a todo (bueno, ahora al carajo) y bueno, lo menos que uno esperaría al terminar el 5 de Julio es una definición para ver quién está con quién.

Pero no, el PRD está como la mujer abnegada, que está viendo cómo su marido tiene otras viejas, pues éste se las pasea en la cara, que le descubre el lápiz labial en las camisas o de plano llega como superman a la casa (con los calzones arriba de los pantalones); acto seguido se aguanta sus leperadas y, ¡ahí de ella donde se atreva a contestarle porque chiquita y no se la acaba!

Nada más le falta decir al PRD “déjenlo, me pega porque me quiere”. Y la mujer abnegada no se va de la casa, o no corre al marido “por los niños, que necesitan un padre”, lo cual la verdad es un pretexto para esconder la verdadera razón: no se van, porque él es el que las mantiene.

Entonces, la parte no bandolera del PRD se aguanta, tal y como el tímido alumno le da el dinero del lunch al gandallita de la escuela y se entrega a los designios de Andrés López, que ya les tiene bien tomada la medida y que los trae fintos con que no lo corren, él se va, y cuando quiera. En el cónclave perredista celebrado en Morelia, todos acordaron que los calzones se quedarán abajo, tal y como él lo ordena, para “mantener la unidad de la izquierda”, osea, “por los niños que necesitan un padre”.

La mujer (PRD) entonces sabe que tiene que aguantar a su marido (López) y a sus amigotes (PT, Convergencia) en la casa de borrachos y altaneros, pues porque si él no es nada (o eso piensa). En el camino, sin embargo, acabará volviendo a sufrir el engaño del marido, que ya lo hizo una vez y vio que no pasaba nada, quien se irá con la primera que pase y se vea más buena (propuesta de partido, digo) la cual, como golfa que es, se bajará también los chones a cambio de unas monedas (conservación del registro, en este caso).

Triste la cosa porque era momento de marcar diferencias en la izquierda mexicana y que cada quien se fuera con la que más le gustara. Quien sea feliz con el PT, pues se podría ir con esa opción, que por cierto ya lanzó la primera amenaza de “huelga legislativa” (como si fuera necesario ¿a poco van a trabajar huevones?) en caso de que al gobierno oligarcaespuriovendepatrias se le ocurre imponer el IVA a impuestos y medicinas.

Quien, por otro lado, guste de una izquierda más moderada y no opine que, por ello, están vendiéndose al “espurio” (al presidente electo, se dice), podría optar por un nuevo PRD, para ir definiendo las cosas. Mi opinión es que así, todos pierden. Los Perredistas moderados dejarán de votar por un partido que represente el riesgo de que Lucía Moret se vuelva diputada plurinominal (o Fernández Noroña) y los petistas y Lopezobradoristas estarán reacios a votar y darles leña a los vendeizquierdas de los “chuchos”.

Son proyectos incompatibles, y si quieren fortalecer a la izquierda, lo mejor es que se separen y se definan, no que se hagan un engrudo indescifrable, y además incomprensible para el electorado (ok, aquí en este distrito, puedes votar por el PT, PRD o Convergencia, da igual, pero EN ESTE OTRO, no votes por Convergencia, sino por el PT o el PRD, como quieras… y en este otro NO vayas a votar por el PRD, me votas por el PT…¿?). ¿Me explico?

Hay que ver que pasa, porque esto se está poniendo bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s