Golf en México… ¿deporte de ricos?

Publicado: agosto 15, 2013 en Deporte, Onda fashion, Uncategorized
La vista desde el Club de Golf Coral

La vista desde el Club de Golf Coral

Muchos mitos se han creado alrededor del golf. Se piensa que es un deporte sólo para “viejitos”, a muchos se les hace muy aburrido (porque no lo entienden), pero la mayoría piensa que es un deporte “muy caro”, exclusivo para la élite económica de México.

La verdad es que, como cualquier deporte, el costo puede alcanzar el nivel que uno desee. Claro que los clubes en el valle de México y en muchas de las ciudades más importantes del país tienen membresías costosas -sobre todo si es más cercano y tiene mejores amenidades- pero hay muchas opciones para practicarlo sin pertenecer a la clase más privilegiada.

Pero comencemos por el principio… ¿qué es el golf?

El golf es un deporte que se juega de manera individual. El objetivo es llevar una pelota de 42.67 mm de diámetro a través de un campo, generalmente de 18 hoyos, en el menor número de golpes posibles utilizando para ello una serie de palos, o bastones. Se trata de un deporte de precisión, en el que a través de una serie de movimientos controlados, el individuo ejecuta un swing con cada uno de esos bastones para llegar a su objetivo.

Este deporte se juega en un campo diseñado para prestar al buen jugador las facilidades para ejecutar bien cada uno de sus golpes y con condiciones para “retar” a los jugadores amateurs con una serie de obstáculos durante el recorrido. Estos obstáculos pueden ser agua, rough (pasto no podado a cierta altura), arena, árboles, hazards (dificultades añadidas como riachuelos o vados), que imponen, además de una mayor dificultad de ejecución, castigos en cuanto al número de golpes.

El campo está dividido en pares 3, 4 y 5, que marcan el número óptimo de golpes que debe realizar el jugador desde el tee de salida hasta embocarla y dar por terminado el hoyo. De acuerdo con el número de golpes que se realicen se define un nombre para este score. Seguramente has escuchado los términos “birdie”, “eagle”, “boggie”, etc… Esto hace referencia a cuántos golpes de más -o de menos- se utilizaron para ejecutar ese hoyo.

Podría extenderme enormemente, pero si quieres darte una idea más amplia te sugiero que entres a: Golf

Entonces, ¿es caro o no es caro?

La respuesta es: pues depende. Los clubes más exclusivos de las principales ciudades podrían resultar costosos y algunos mucho. Esto en función de la demanda de membresías, las amenidades que brindan y, claro del status. En muchos, inclusive, hay que pasar por un proceso de selección y algunos socios deben “recomendarte” para que seas aceptado, independientemente del pago de la membresía y mantenimientos. Esto no sólo sucede en México sino en muchas partes del mundo.

Pero el club es en lo último que debes preocuparte si te ha llamado la atención practicar este deporte. Lo primero que vas a necesitar es investigar dónde puedes practicar y tomar clases. La mayoría de los Golf Ranges, o prácticas de tiro tienen instructores y equipo que pueden rentarte. No necesitas hacer una inversión inicial elevada para averiguar si este deporte te llama la atención o no.

Si tienes curiosidad, investiga qué práctica te queda cerca y date una vuelta. Toma una clase y confiesa tu novatez. Para esto sólo debes llevar unos pantalones cómodos y unos tenis (para no resbalarte). Nunca se recomienda “acompañar” a un amigo en el campo si nunca has tocado un bastón de golf. La experiencia puede resultar frustrante, pues se trata de un deporte que “se ve fácil”. Créanme, no lo es.

Ya me gustó… ¿y?

Bueno, ahora sí comienza la etapa de equiparte con lo más básico, y esto es:

  • Pantalones para golf, generalmente de pinzas, tipo Dockers, hay de todos los gustos, modelos y precios. No te vayas luego luego a comprar el de Nike Golf necesariamente, aunque si te alcanza pues qué mejor. En la mayoría de los campos NO te dejarán jugar más que con pantalones de este tipo o bermudas.
  • Camiseta Polo, hay especiales para golf, pero cualquiera funciona. Toma en cuenta que no te dejarán jugar en camisetas sin cuello o sin mangas en ningún lugar.
  • Zapatos. Igual, hay de todos los precios y marcas. Yo recomiendo unos Foot Joy, que son muy buenos, te van a durar mucho y algunos modelos no son tan caros.
  • Puedes adquirir todo este outfit por alrededor de 200 o 250 dólares.

Ahora el equipo:

Sí, haz visto a los pro’s usar Taylor Made, Callaway, etc… No es necesario que compres marca. Trata de comprar un equipo para principiantes o inclusive usado. Un tip es que generalmente tu instructor en la práctica tendrá algunas opciones para ti.

Realmente puedes adquirir un equipo, con todo y bolsa desde unos 400 dólares. Obviamente no será el mejor equipo, pero será suficiente para comenzar y ya que le agarres gusto harás esfuerzos (o no) para comprar equipos más caros.

Lo que debe tener tu equipo es:

  • Driver – Te servirá para los tiros de salida donde el rango de tiro es amplio (tu caddy te indicará cuándo usarlo)
  • Maderas – Estos son palos largos, pero se usan sin el tee, que es el palito ese que se usa para poner la bola y te darán más distancia. Por lo menos debes tener una madera 3 y una madera 5.
  • Bastones del 4 al 9 – Estos son los hierros, que van aumentando el grado de inclinación de su cara y te dan distintas alturas y distancias. El 4 tendrá un ángulo mayor y te dará más distancia (si le pegas bien).
  • Pitching wedge – Este se utilizará para tiros elevados con una distancia entre 90 y 110 yardas. Toma en cuenta que aunque estemos en México, el Golf usa Yardas. Hay marcas de yardaje por el campo pero si eres novato te aconsejo siempre preguntar al caddy.
  • Sand Wedge – Sí, adivinaste, te servirá para salir de las trampas de arena, pero también para tiros elevados entre 20 y 90 yardas. Es muy útil cuando estás cerca del green.
  • Putter – Es el que hace el trabajo final de meter la bolita al hoyo. es indispensable tener uno.

Ya estás equipado. El máximo de bastones que te permitirán llevar es 14, pero con estos 12 lo harás muy bien. Algunos añaden hierros más bajos como el 3 o una madera 7, o un wedge de ángulo más bajo para elevar más la bola y ser más precisos en los tiros de acercamiento (approaches).

¿Y dónde juego?

Ahí está la cosa. Ya tomaste unas 10 clases y tu instructor te dice que van a salir al campo a jugar, o simplemente ya te animaste a ir por tu cuenta. Esto puede ser algo intimidante al principio, pero no es así.

Hay clubes que son de acceso libre, pues en México no tenemos campos públicos. Quiere decir que en algunos campos podrás jugar pagando un Green Fee (Cuota del campo) sin necesidad de ser socio. Se trata de buscar un poco y obtener una guía de campos. Algunas vienen hasta con descuentos para las cuotas.

En algunos campos alrededor de la ciudad es posible jugar con un green fee de 50 dólares y algunos tienen días más baratos. Claro, no serán los campos más impresionantes, pero sirven para practicar y pasar un buen rato. Por lo general, un campo entre semana, decente, puede jugarse en un rango de 70 a 150 dólares por una ronda de 18 hoyos.

Un aspecto importante es el Caddy. Será tu salvación en el campo, pero NO es tu instructor. Los caddies tienen la costumbre de dar consejos no solicitados. No los escuches si estás convencido de lo que estás haciendo, pero la realidad es que la mayoría de ellos juega y lo hace muy bien, así que no está de más tratar un tip o dos. Simplemente no los tomes como instructores.

Primero, el caddy en el campo tiene más experiencia que tu y, además, es persona. Así que trátalo con respeto. Su trabajo consiste en cargar tu bolsa de golf (así que no le eches 16 bastones, 50 bolas, dos chamarras y el Gatorade de a litro, porque PESAN), asesorarte en el yardaje, pasarte el bastón adecuado, tomarlo cuando termines de usarlo, limpiarlo y guardarlo en la bolsa. Además, te darán las “caídas” en el green, que es la referencia o ruta que debes seguir para tu tiro con palabras tan ambiguas como: “déle normal, un poco más de normal, pesado, de violín, ligero”, cuya equivalencia hasta no ha podido descifrarse.

También se encargan, algunos, de hacer ameno el paseo, platicar experiencias, animarte cuando la vas regando y, a veces secretamente, apostando por o contra ti con los caddies de tus compañeros de ronda. Usualmente el club cobra una “tarifa de caddy” que ronda los 20 dólares y ya dependerá de ti darles una propina adicional. Al finalizar tu ronda reflexiona en la ayuda que te brindó y el hecho de que tuvo que ver cómo tirabas 130 golpes en un campo que debió haber tomado 72, así que no seas tacaño, sobre todo si piensas regresar a ese campo.

Bueno… es caro.

Vuelvo al sí, y no. ¿has ido al boliche últimamente? No es lo más barato del mundo. Ahora, si de deportes caros se trata, intenta practicar triatlón, por ejemplo, donde deberás comprar equipo especializado y simplemente las bicicletas pueden costar desde 1000 hasta 12,000 dólares, según me han dicho. A eso añádele que deberás pagar inscripciones a los eventos y viajes, ya que generalmente son en playas o lugares turísticos como valle de Bravo, Cozumel, Cancún…

Obviamente el golf no te va a dar los beneficios físico atléticos que un triatlón, nadar, correr o ir al gimnasio, pero sí te dará otro tipo de satisfacciones. Si caminas el campo (no uses cochecito si tienes menos de 60 por favor) estarás caminando entre 7 y 8 kilómetros en un juego, así que tampoco es como que te quedes en la sala viendo la tele. Pero el verdadero valor está en el contacto con la naturaleza, momentos agradables con los amigos, oportunidad de entrar a círculos de negocios más interesantes y simplemente el reto de superarte a ti mismo.

Como ves, comprando el equipo básico, pagando clases y el primer green fee, a lo mejor te gastas unos 1,000 dólares en arrancar en este juego. Con la ventaja de que los bastones no los tendrás que cambiar en un buen tiempo.

De ahí en adelante el cielo es el límite. Claro que hay membresías a clubes que superan los 150 mil dólares, equipos de última generación que pueden costar 5,000 dólares, bolsas de golf Hugo Boss de 1,200 dólares, green fees que superan los 400 dólares… sí, ahí sí se convierte en un deporte “caro”.

Pero gracias al auge que este deporte está teniendo en México y que comenzó con la fiebre de Tiger Woods y Lorena Ochoa, las opciones para practicarlo son cada vez mayores y para todos los precios. Nunca es tarde para comenzar, así que a darle.

En otros posts hablamos de etiqueta de golf, apuestas y varios temas para amateurs como tu y como yo.

 

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. No creo que sea un deporte para ricos, pero es mas que nada el ambiente en general. El ambiente de los clubes campestres es bastante pesado y no tiene nada que ver con el golf en general. Buen articulo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s