El conflicto de la CNTE

Publicado: junio 27, 2016 en Uncategorized

Mucho se ha dicho ya sobre lo que ocurrió la semana pasada en Nochixtlán, Oaxaca, cuando una serie de grupos que se han aliado con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que mantienen bloqueados distintos puntos del estado, fueron desalojados por elementos de la Policía Federal, con un saldo de 9 muertos y más de 100 heridos, cabe decir que de ambas partes.

En estos días, es muy común entrar a redes sociales para estar enterado de distintas opiniones sobre este tema. La verdad, es que los grupos son cada vez más manipulables, convencieros y tercos. Me refiero a los dos lados, desde luego, pero mucho más aún a ese grupo de personas hartas ya del “sistema”, del PRI en el poder y de la serie de lo que consideran injusticias. No hay argumento que los convenza, pues no se necesitan hechos, sino consignas, para convencerlos.

Hoy, para economizar las marchas, Andrés Manuel López Obrador y sus grupos aliados salieron a protestar por todo: La reforma educativa, los 43 de Ayotzinapa y pues ustedes ahí súmenle lo que gusten. ¿No te gusta y crees que Peña Nieto tiene la culpa? Súmate, que de por sí ya estamos marchando.

El hecho es que se les olvida que este tema no es nuevo. Los estados en conflicto, curiosamente los más atrasados en materia educativa y económica del país, han estado en conflicto desde siempre. De las normales rurales han salido guerrilleros, que hoy apoyan el movimiento a través ya de un incontable número de grupos, variantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Ejército Popular Revolucionario. Su “lucha” no es nueva y ha sido bien acogida por el movimiento magisterial opositor a la entonces dirigente elba Esther Gordillo. Siempre cuidaron ambos en separar a la CNTE del SNTE.

Durante muchos años, la sección 22 de la CNTE ha tenido lo que ha querido, a través de contubernios con el gobierno a cambio de votos, chantajes, marchas, paros y violencia si es necesario. Cualquier oaxaqueño (especialmente los productivos) con el que platiquen puede decírselos: Los maestros imponen sus condiciones un día sí y el otro también. O hacen lo que ellos quieren, o se atienen a las consecuencias.

Este grupo ha avanzado no sólo en su capacidad de organziación, sino también en su estrategia de propaganda. Ellos nunca son los violentos, sino “grupos de choque del gobierno” o “infiltrados”, así excusan todo. A miembros de su organziación se les han comprobado secuestros, homicidios y cosas menos fuertes, pero igual de graves, como robos, saqueos y destrucción de patrimonio histórico. En el conflicto anterior, Flavio Sosa, uno de sus líderes, fue detenido por destruir patrimonio, pero no sólo salió, sino que ahora es diputado por MORENA. En esa ocasión, durante el conflicto, murió Brad Will, un reportero que estaba del lado de los “maestros”. Siempre se quiso achacar esa muerte al gobierno federal.

Hoy están presos Rubén Núñez, por lavado de dinero y el secretario de la CNTE. La petición de la marcha de hoy es su inmediata liberación, así, al margen de la Ley, porque ellos los consideran presos políticos. La serie de demandas que tiene el pliego petitorio de la CNTE, que pasan por un estado de excepción de la aplicación de la Ley no está hecho para que el gobierno lo cumpla. De hecho no les conviene. El mejor negocio está en el conflicto, pues es de lo que han vivido 20 años.

Por eso hoy da risa que los intelecuales y revolucionarios de Facebook se vayan con la finta de que esto tiene que ver con una reforma educativa, que sí, tiene mucho de laboral (era necesaria). No señores, esto tiene que ver con que la reforma afecta los intereses y negocios de este grupo sindical que nunca ha visto por los intereses de sus agremiados. Los líderes ven que, al ser potestad del gobierno el pago de sueldos y la asignación de plazas, su principal negocio se les va de las manos. Y para ganar adeptos, bloquean las oficinas donde se distribuyen los cheques de los maestros para culpar al gobierno Federal. Bloquean porque los cheques vienen con los merecidos descuentos aplicados por no presentarse a dar clases.

Y los muertos de hace ocho días en Nochixtlán son un combustible perfecto para el “movimiento”, para llamar al gobierno asesino, para echarle una culpa más a Peña Nieto, el villano favorito, culpable de todo lo que no nos gusta. Los líderes de la CNTE no pueden estar más felices de que se haya derramado sangre, porque esto los fortalece, los reivindica con un sector enojado con el gobierno, les gana adeptos.

Y al movimiento se unen los de siempre, los Martí Batres, los Fernández Noroña, el eterno López Obrador… los que saben que sacan una enorme raja política y de popularidad con estos acontecimientos. Ellos no se manchan las manos de la gasolina de las molotov, no se ahogan con el gas lacrimógeno, no se descalabran con las rocas, ni se arriesgan a las balas. Para eso están los pobres, los pobres de siempre.

Y los periodistas e intelectuales, que cómodamente desde sus escritorios se unen y alían con los que siempre han destrozado todo lo que tocan. Los Ackerman, Los Villamil, la eterna Aristegui. Ellos tampoco se arriesgan a nada, pero saben qué fibras tocar para que la gente, enardecida, pida que muera Peña, que se destituyan a todos los funcionarios, que sucumba el Estado. No creo que sepan ni para qué lo quieren.

Y los revolucionarios de Facebook y Twitter. A quienes no les acomoda nada, a quienes nadie puede cuestionar sin ser catalogado como “vendido”, “Peñabot”, “Desinformado”. Pero ellos no me preocupan. Ninguna revolución vendrá de ahí. Son demasiado huevones como para ir a una marcha o para hacer algo de verdad. Sólo son felices sacando sus complejos desde el teclado. Esperando que alguien más haga lo que ellos no se atreverían a hacer ni en su casa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s