Archivos de la categoría ‘Música’

El Hombre Vertiente

Publicado: agosto 14, 2013 en Entretenimiento, Música
Etiquetas:
Escena de "El Hombre Vertiente"

Escena de “El Hombre Vertiente”

Una de las maravillas del teatro es la capacidad de estar en contacto con los actores, verlos, sentir su energía y adentrarte con ellos en la trama. Ninguno en la sala ve la obra con los mismos ojos. Cada uno entiende lo propio, lo que su contexto y estado de consciencia le permite. Por ello algunos las odian, otros las aman y muchos más no les entienden (aunque aparenten que sí).

Cuando me invitaron a ver “El Hombre Vertiente” no sabía bien a bien qué esperar. Sabía que habría agua, y por eso aconsejé a mi esposa para que llevara un cambio de ropa para nuestro hijo de 8 años, que por primera vez nos acompañaría a un espectáculo de este tipo.

Por la portada era fácil predisponerse a ver algo muy parecido a “Fuerza Bruta”. Una compañía de teatro argentina, Ojalá, era la encargada del montaje y, de alguna manera ya nos habían hecho ver cómo se rompe el molde del teatro convencional, al convertirte en parte de la experiencia. Debo decir que Fuerza Bruta me encantó.

Sin embargo, fui con la mente abierta a ver qué ocurría. Resulta que prácticamente el único factor en común es el agua. El Hombre Vertiente es un viaje, alucinante, perfectamente montado en el “Plaza Condesa”, que yo disfruté como niño, como nunca. Tal vez fue porque asistí con mi hijo, que adopté la posición de sacar el mejor provecho de este espectáculo.

No intentaré siquiera ofrecer una explicación a la trama. No creo que sea posible y haría yo mal. Pero sí digo que quien vaya encontrará una experiencia intensa, fenomenal, con todos sus sentidos. Actores apareciendo de cualquier parte, agua lanzada a quien tenga cara de querer ser mojado, música, baile, diversión pura.

Hoy recuerdo a mi esposa y a mi hijo empapados, bailando, riendo con desconocidos, en una comunión de espíritus que duraría sólo unos momentos. Poco antes, cuando los actores que después se unieron al baile agradecían los aplausos, me acerqué a mi hijo y le dije: “Mira, Diego, así se le ve la cara a quien hace lo que más le gusta en la vida”. Sé que es algo que no se le va a olvidar.

La obra estuvo muy poco en México, pero si un día tienen oportunidad de verla, no se la pierdan.

Anuncios

U2… ¿sobrevaluado?

Publicado: mayo 4, 2011 en Música, Opinión

U2

Que Larry Mullen, The Edge, Adam Clayton y Bono son talentosos, no hay ninguna duda. En la industria musical -y me atrevo a decir que en cualquiera- no puede tenerse éxito sostenido durante tanto tiempo si se carece de talento, en especial sobre los escenarios. Mi cuestionamiento, a riesgo de ser crucificado por los fans recalcitrantes de U2, es si esta banda ha sido dimensionada en su justa medida.

Yo opino que no, y no por lo menos en tiempos recientes. Refiriéndome a su talento musical creo que U2 dio lo que tenía que dar a plenitud en Zooropa y de ahí en adelante se ha hecho una excelente campaña de mercadotecnia para mantener la imagen de Bono, ligada siempre con el activismo social y sus constantes apariciones junto a políticos y personalidades del mundo, para mantenerlos más que activos.

Claro que estoy convencido que con todo lo que hicieron en War, The Unforgettable Fire, The Joshua Tree, Rattle and Hum, Achtung Baby y Zooropa se ganaron un lugar especial en la historia musical, marcando un hito y revolucionando el sonido de finales de los 80 y toda la década de los 90. Esos discos constituyeron un impacto tal en la industria musical, que en ellos están la mayoría de las canciones que seguimos cantando y escuchando hoy y que serán, como el buen arte, inmortales.

Debemos tener en cuenta que justamente en esas décadas fue cuando más discos se vendían y los fans de un grupo siempre compramos sus discos originales. Esto, además de darles una popularidad tremenda, también llenó las arcas del grupo como para no tener que preocuparse por sus hijos y los hijos de sus hijos.

Con esa popularidad es que Bono comienza a incursionar, como un músico tremendamente carismático, en las esferas de la política, llevando un mensaje de consciencia social, del cual ha obtenido también beneficios (aunque no lo haya querido así). Hoy se le puede ver hasta en el Foro de Davos, platicando con los políticos y empresarios más importantes del mundo. Y eso está muy bien. ¿qué mejor que utilizar la fuerza y popularidad que te dio el rock para intentar cambiar el mundo? Siempre será mejor que pasar a la historia como el que se murió de un pasón de cualquier cosa.

Mi cuestionamiento surge, en buena medida, de la próxima (y las más recientes) visita de U2 a México y el fervor que despierta para llenar tres veces el Estadio Azteca, con base no en fans, sino en posers que quieren tomarse la foto y twittear el “I was there”. Esto debería ofender incluso a los fans de U2, el saber que los mismos que llenan los mejores espacios del Estadio Azteca también estarán en el de Lady Gaga o en el de Ricky Martin. Hay cero consistencia, la cosa es estar ahí.

U2 tiene 15 años sin colocar un éxito en el top del Billboard y por algo será. Sus fans ya tienen sus discos y los posers van a escuchar esas mismas canciones. Algo similar sucedió con Slash durante su reciente visita, todo mundo andaba en la lela hasta que tocó “Sweet Child O’Mine” y el recinto casi se cae (y no dijeron pío cuando tocó Civil War).

No podemos culpar a U2, ni a la industria que los rodea. Es perfectamente normal sacar provecho comercial de un fenómeno como éste.vemos y veremos a este concepto explotado hasta el cansancio en apariciones de Bono por aquí y por allá, haciendo soundtracks para Batman, componiendo la música para Spiderman en Broadway, sacando conciertos en 3D… y así sucesivamente.

Yo únicamente sostengo que, musicalmente, U2 está sobrevaluado si se toma en cuenta sus resultados creativos en los últimos 15 años. Sus primeros discos dieron lo suficiente para seguir vendiéndolos a nivel mundial y el protagonismo de Bono ayuda, pero musicalmente hablando, de ninguna manera han sido o serán el mejor grupo de la historia.

Durante un viaje reciente que tuve a Vancouver, BC, Canadá, para asistir a un evento de trabajo, tuve la oportunidad de ver a Mark Johnson. Les paso la historia, tal cual será publicada en el medio para el que trabajo:

“Tanto el arte como la música grandiosa son momentos en el tiempo, y podemos utilizarlos para unir al mundo”, afirma Mark Johnson, un ingeniero de audio que radicaba en Nueva York cuando descubrió su verdadero llamado.

Un día, caminando por el metro de Nueva York rumbo al estudio de grabación, vio a un grupo de personas reunidas alrededor de un músico callejero. Era algo inusual para una ciudad como Manhattan, donde la mayor parte de la gente vive sus vidas sin detenerse a ver a nadie más.

“Todo el camino hacia el estudio reflexioné sobre lo que acababa de ver y pensé: si hay una forma de unir al mundo es a través de la música”. Tomó entonces a decisión, en 2004, de regresar a su lugar de origen, Santa Mónica, California, para llevar el estudio de grabación a la calle, hacia donde están las voces más auténticas.

Caminando por la playa de Santa Mónica escuchó la voz de Roger Ridley cantando “Stand by me” y Johnson dijo: ésta es la canción. “Le pregunté a Roger si aceptaría grabar esta canción si traía un pequeño staff con equipo. Le expliqué lo que quería hacer y aceptó”. Así lo hizo y, una vez que tuvo la grabación, comenzó a viajar para unirla con voces y músicos de todo el mundo.

A la voz e instrumento de Rogers se unieron los de Granpa Elliot, Roberto Lutti y Washboard Chaz, de Nueva Orleáns; Clarence Bekker, de Amsterdam; el Twin Eagle Drum Group, de Nuevo México; Francois Viguié, de Toulouse; César Pope, de Rio de Janeiro; Dimitri Dolganov, de Moscú;  Geraldo & Dionisio, de Caracas; Junior Kissangwa Mbouta, de El Congo; Pokei Klass, de Guguletu, Sudáfrica; Django Degen, de Barcelona; Sinamuva, de Umlazi, Sudáfrica; Stefano Tomaselli, de Pisa; y Vusi Mahlasela, de Mamelodi, Sudáfrica.

Con “Stand by me” se crea el proyecto, aún sin forma, de llevar la música para unir al mundo. Sin embargo, el momento que le da forma se da en la visita de Johnson a Guguletu, Sudáfrica, cuando conocer por fin a Pokei Klass. “Cuando finalmente encontramos a Pokei y le contamos la idea, inmediatamente entró a su casa para llamar a sus amigos músicos. Mientras lo hacía nosotros fuimos al patio trasero para ver si podíamos ahí grabar la canción. El paisaje era desolador, la pobreza más grande que he visto en mi vida”.

Momentos después, cuando comenzaron a grabar, lo que sucedió estremeció el corazón de Johnson. Mujeres y niños salieron a bailar al ritmo de las canciones que tocaba Pokei Klass. “El lugar se transformó, y en medio de esa pobreza, hubo un momento de felicidad. Fue cuando dije que ya no podía parar lo que había comenzado”.

En ese mismo lugar, se funda la primera escuela de música de la fundación que Johnson inicia: Play for Change. La idea: crear escuelas de música que le den una esperanza a los niños más pobres. “Hay pobreza y necesidades que nosotros solos no podemos cubrir, pero sí podemos hacer algo, que es dar esperanza”.

Para la segunda canción grabada, “One Love”, de Bob Marley, al grupo de músicos primordialmente callejeros se unió la voz de Manú Chao y para grabar la canción de “War/No more trouble”, se unieron el talento de David Broza, de Tel Aviv, con el del cantante Bono, de U2.

Mark Johnson afirma que está en el negocio de la alegría, no en el de la música y a través de su fundación pretende llevar alegría hasta el último rincón del mundo. Les dejo el video de la canción donde participa Bono:

Café Tacuba… 20 Años

Publicado: junio 18, 2009 en Música

Albarran

En mis mozos años de metalero, mis amigos y yo rechazamos por sistema a Café Tacuba. Siendo fans de Pantera, Metallica, Iron Maiden, Megadeth (¿ya me siguen?), rechazábamos lo “hecho en México”. Era, simplemente, un momento en el que el rock nacional inspiraba poca confianza, por su baja calidad.

Incluso, confieso, rechacé ver gratis en la explanada de Coyoacán (junto a la iglesia), a este grupo por el cual hoy pagué un boleto de $900 pesos. Todo ha cambiado, mi apertura musical cambió y su nivel de calidad también. Lo que vimos el sábado 13 de junio en el Foro Sol de la Ciudad de México fue al mejor y más grande grupo de rock mexicano, al único que hoy por hoy puede meter a 55 mil personas en ese recinto y hacerlas cantar, por 3 horas y media.

Una producción impecabe, con pantallas de leds y una iluminación destacada por su excelente gusto, al nivel de las mejores producciones del mundo acompañaron a esta increíble banda compuesta por 4 personajes que no han cambiado por dentro un ápice en cuanto a sencillez y contacto con el público.

En un punto del concierto, Rubén Albarrán, el vocalista, dijo: “nos gustaría estar más cerquita de ustedes, saben que lo estamos, osea, estamos lejos, pero de corazón estamos cerquita de ustedes”. No podía ser más cierto, en todos niveles nos conectamos con Rubén Albarrán, Emanuel del Real, Joselo y Quique Rangel, quienes lo hicieron estupendo, mostrando que tienen 20 años tocando de verdad.

Y Rubén, ahora con el pelo largo, casi hasta la cintura, evocó ese sueño que muchos tuvimos cuando éramos adolescentes: el formar un grupo de rock para, algún dá, dar un gran concierto frente a miles de fanáticos que corearan nuestras canciones. Y sabes que él, que ellos están viviendo ese sueño y atesorando hasta el último momento del concierto. Simplemente no querían irse del escenario después de haber interpretado 36 canciones que hicieron bailar, brincar, abrazarse a 55 mil personas y volverse uno solo con Café Tacuba.

Larga vida a esta banda, como ellos no hay dos.

Simplifires… a NYC

Publicado: octubre 21, 2008 en Música, Noticias

Para ver de cerca el colapso del sistema financiero, bueno, en realidad para reventarse cuatro tocadas, los Simplifires salen este fin de semana para Nueva York, motivo por el cual, toda la banda está convocada este sábado 25 de octubre en el Imperial, para despedirlos como Dios manda.

Con esto, Simplifires da otro paso importante en su carrera. Prometen sacarle todo el provecho que puedan, por lo que si ustedes aún no han sido testigos de la calidad de este grupo en vivo, es una buena oportunidad, porque puede que ya no nos los regresen.

El lugar donde van a tocar en Nueva York se llama PIANOS y está ubicado en el 158 de Ludlow, en el lower east side de New York. Chequen el lugar, entrando a su página (como pueden ver, ya están anunciados los Simplifires el 3 de noviembre a las 10 de la noche):

Entonces ya saben: sábado 25 de octubre, 11 PM, en el Imperial: Álvaro Obregón 293, en la Roma… o en Nueva York, ahi como quieran.

Bien, como dije en otro post, basta de politiquerías en este blog. Y para compensarlo hoy les presento este video, que seguro si tienen MTV Jams ya habrán visto. Es el video de Kanye West, de la rola “Flashing Lights”.

La canción de por sí, como mucho de lo que hace Kanye West, es muy buena, pero el video, simplemente está para irse de espaldas.

Ya?, bien, pues en esto momento estarán preguntándose: quién, pero QUIÉN por Dios es esta mujer tan despanpanante. Bueno, he hecho la tarea por ustedes y descubrí que se llama Rita-G, es modelo, comenzó su carrera en el show de Howard Stern y seguro que con este video pues le caerá más chambita.

Denle click a la imagen y entren a su sitio. No olviden tener a alguien cerca por si tienen un connato de infarto.

Simplifires presentaron su disco

Saludos a toda la banda visitante del blog del Cesare. Con un poco de atraso les comento que el jueves pasado Los Simplifires, banda ya conocida por este blog, lanzó su primer LP, titulado “Why people make Countries”. Para no variar, la tocada estuvo poca madre, con la banda tocando a todo lo que daban, pero ahora ya con un poco más de producción.

Gente de prensa, Televisa y toda la cosa, unos 500 invitados y VIPs se dieron cita en La Capilla, situada en Sadi Carnot, en la colonia San Rafael, para ver el lanzamiento de este logro para la banda. Atrás quedaron los momentos en los que ellos cargaban sus instrumentos o se preocupaban por si se enredaba el cable o se desconectaba un instrumento, ahora ya tienen un “crew” que los atiende en el escenario, lo cual, debo decir, me latió bastante, porque han luchado mucho por eso.

Visiten su página: http://www.myspace.com/simplifires y vean dónde pueden comprar su disco y escuchar su música. De verdad vale mucho la pena, pero sobre todo, cáchenlos en vivo, porque ahí es donde puede apreciarse toda la calidad que traen. Desde aquí mucho éxito al Shine, al estimado Rodro, a Alex y a Dave. Acá unas fotos del toquín de presentación:

Dave

Dave, en las vocales y la guitarra

El Shiny

Shine, en la guitarra

Rodro

Rodro, en el bajo

Alex

Alex, en la batería